Seguimiento, exposición y venta. Bodega ACME.

Chavis Mármol, Me pidieron que me fuera

Salón ACME ha logrado consolidarse como una plataforma para exposición y venta de arte contemporáneo en Ciudad de México. Su principal evento se lleva a cabo en el mes de febrero, durante la llamada “Semana del Arte”. Meses antes abre una convocatoria para que artistas puedan ser seleccionados. Dentro de su misión, se comprometen a dar seguimiento a los participantes de ediciones pasadas, entonces surge la idea de Bodega ACME que invita a unos cuantos creadores para mostrar trabajo reciente. A lo largo del año hacen pequeñas muestras en su misma sede, Proyecto Público Prim. La primera edición se llevó a cabo en julio del presente año y este fin de semana, del 18 a 21 de octubre es el turno para otros 6 artistas.

Se usa el segundo piso de la antigua casona, una diferencia importante pues estos espacios no se utilizan durante el salón. En esta ocasión la exhibición se titula Un cuarto por artista pues a los artistas invitados se les asigna un espacio como project room. Puede que sea solamente para montar su trabajo o aprovechar las peculiaridades de las habitaciones. Es inevitable mencionar las características del inmueble de Proyecto Público Prim. Se aprovecha al máximo el paso del tiempo y el desgaste. Paredes descarapeladas, grietas, rastros de texturas del pasado y zonas que pueden ser peligrosas de transitar. Irónicamente se le da mantenimiento pues es utilizada frecuentemente para eventos privados. Se limpia y adapta a las necesidades pero se busca no borrar ese desgaste que le da su personalidad icónica.

Victor del Moral es un artista que trabaja con el lenguaje y las letras. Busca sacar la poesía de los libros y las integra a sus obras. Además de ser artista visual, ha estudiado filosofía. Muestra sus Lectoesculturas, poesía o letras integradas o codificadas en la pieza. 

Victor del Moral, Pink Punk

Tal Frank es una artista Israelí que vive y trabaja en México desde 2016. Trabaja con materiales y objetos prefabricados , realiza instalaciones y esculturas minimalistas aprovechando el accidente y la exploración conceptual formalista. Los pequeños árboles de papel que muestra fueron hechos a mano, uno por uno quemando el papel, hace que cada unidad sea única. 

Tal Frank, Long Pine Key

Manuela García igualmente es minimalista. Hay pocas pistas para descifrar la obra, siendo observadores podemos apreciar un interés por minerales y materiales orgánicos. El uso del cobre es un constante en su trabajo, le fascina el hecho de que exista desde hace 4.5 millones de años y cómo a sido de los primeros materiales utilizados por el humano. Hay piedras colocadas en muebles de metal y superficies de vidrio. Llama la atención las bolas de henequén pigmentadas con grana cochinilla adheridas a la pared. Puedo decir que la obra es una fascinación y asombro al pensar qué ha hecho el ser humano al intentar transformar lo que hay en la naturaleza.

Manuela García, Viento Negro

Luis Alfonso Villalobos se define a si mismo como un “iconoclasta de la cultura occidental”. Busca deconstruir la iconografía del arte, la historia moderna y la mexicanidad. La serie Vástagos son pinturas cuidadas en la técnica, “pulidas”. Pinturas en acrílico perfectamente extendidas sin grumos. Perfeccionismo de una imagen que en primer plano son plantas de amplias hojas iluminadas pero con muestras de deterioro, secas, perforadas. Contraposiciones orgánicas antes de un escenario blanco, pulcro e inhabitado como parece ser una galería de arte contemporáneo.

Luis Alfonso Villalobos, Vástagos

Francisco Muñoz presenta unas telas con composiciones abstractas. lineas verticales con colores intercalados cuya secuencia es interrumpida por una figura orgánica irregular y redondeada. Abstracción de pieles desolladas inspiradas en el ritual mesoamericano de sacrificio gladiatorio tlacaxipehualiztli asociado al dios Xipe Tótec que fungía en parte como dios de la guerra e interventor de la germinación de las semillas. El verde representa elementos orgánicos que nacen de la tierra, el blanco son las osamentas presentes en tumbas precolombinas y que dan estructura y corporeidad a los seres vivos y por último el negro, color de la oscuridad del reflejo de la obsidiana usada tanto como herramienta como arma, asociado al dios Tezcatlipoca dueño de la noche, la belleza y también la oscuridad de donde surgió el mundo. 

Francisco Muñoz, Desollados y el tiempo natural de la guerra

Finalmente Chavas Mármol que contrapone una de las obras más celebradas de la historia de la humanidad: El David de Miguel Ángel. Una escultura en mármol, un material duro cuya imagen ha sido reproducida infinidad de veces, ahora reutilizada y fragmentada que convive junto a materiales suaves y fácilmente destructibles. Las espumas de poliuretano son usadas para fabricación de objetos, barato y moldeable. Objetos que no importa si se destruyen pues fácilmente son reemplazados. Mi personal favorito al hacer una clara referencia al vaporwave. 

Chavis Mármol, Me pidieron que me fuera
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s